"LA FIEBRE FRANCESA POR EL CICLISMO"

22.06.2019

Desde nuestra llegada a Francia fuimos seguidos y admirados por los amantes de este deporte. Muchos de estos fanáticos eran conocedores del "equipo kiwi", tenían cromos con nuestras fotografías... y cómo decirles que NO a algo así? 

David Galarreta, Jose Manuel Gutiérrez, Nando Lópes y Andreas Miltiadis firmaron autógrafos y se sacaron fotos a más no poder. Este comportamiento, siendo sinceros, no lo habíamos vivido en todo el año.

La gente era tranquila, respetuosa y afectiva.

Fue muy agradable.

Kevin, el joven ciclista francés, de 17 años. En categoría juvenil aún, joven promesa del ciclismo francés. Busca estar junto a sus ídolos, ir a las carreras de los profesionales, con el fin de que se fijen en él. 

Justo antes de la etapa 2 de la Ronde de l´Oise, este chico vino hasta la furgoneta y coche de equipo preguntando si podía estar en carrera con nosotros, de espectador. 

Vivimos una intensa segunda etapa de la ronda gala, y una tercera, y una cuarta, con él. El joven francés estaba cada mañana al despertar en nuestro hotel, esperando a decirnos que si podía venir de nuevo con nosotros en carrera. Algo increíble. Nos ayudó incluso en las tareas de equipo!

Él mismo se hizo un vídeo explicando su experiencia con los kiwis.

Nuestro joven campeón de Chipre, Andreas, era uno de los corredores más buscados del pelotón. Su maillot y presencia era foco de atención para todos los forofos.

Una sabrosa cerveza marca francesa CH´TI fue la recompensa de uno de nuestros auxiliares para todo el equipo. Dos fanáticos franceses buscaron nuestra localización, concretamente el hotel en el que nos hospedábamos, vinieron y esperaron horas viéndonos lavar las bicis, la ropa, preparar avituallamiento... con el fin de pedir un bidón de equipo y una bolsa de equipo. A cambio, la dicha recompensa. 

Acreditaciones del staff, pegatinas del coche con el sobre de la carrera, el número del sorteo del vehículo... todo esto eran reclamos al finalizar la última etapa. 

Y por supuesto, gente tan apasionada sabe de la calidad de nuestro director y team manager. Sabían de su etapa en profesionales, de sus victorias... Uno de ellos llegó a la salida de la tercera etapa con un cromo de Enrique Salgueiro en su etapa en el Extremadura y le recordó el triunfo en el Tour de los Pirineos. Para flipar!

Desde luego, la experiencia francesa fue muy gratificante. Volvimos sorprendidos por la pasión de su gente. Nos sentimos tan cerca de ellos... y ahora entendemos un poco más la importancia del Tour de Francia para este pueblo. Viven el ciclismo! "Vivez le Tour et vivez la France".