DESDE EL BARCO DE VALDEORRAS Y VIGO, HACIA EL CICLISMO PROFESIONAL

Nando en Inglaterra, antes de la Rutland-Melton, la clásica británica de adoquines
Nando en Inglaterra, antes de la Rutland-Melton, la clásica británica de adoquines
Segunda etapa de Vuelta Aragón
Segunda etapa de Vuelta Aragón
Antes de la primera etapa de Vuelta Asturias... un café para salir a tope!
Antes de la primera etapa de Vuelta Asturias... un café para salir a tope!

Aprovechando el parón de competición, os damos a conocer un poquito la historia de Fernando Lópes González, ciclista gallego que viene de la cantera de nuestro equipo, el cual disfrutó de su adolescencia y de la bicicleta de forma amateur, pero que ahora es ciclista profesional... y un amante de este deporte.

Nando es un corredor que ha crecido mucho en los últimos años, dejándose ver en el pelotón amateur, justo antes de dar el salto al profesionalismo, destacando en su labor de implicación buscando escapadas. Logró un top 10 en Arévalo (2017), 18º en la Volta ao Ribeiro de ese mismo año, también estuvo en fuga en la Volta a Galicia 2018 en las dos primeras etapas. Ha comenzado el año mostrándose en el GP Miguel Induráin y logrando pasar con éxito los tramos de sterrato de la Rutland-Melton, la terrible clásica Británica de 200 kilómetros. Desde el equipo confiamos en él, siendo un corredor de casa, con sus ganas y motivación.

Nando Lópes: "Saludos a todos, a ver como empiezo con esto...

Soy del Barco de Valdeorras, un municipio de la provincia de Ourense, en Galicia. Tengo 25 años y llevo andando en bici unos 6 o 7 años, aunque compitiendo solo 4. 

Yo era un adolescente como el resto, ya que salía de fiesta, bebía, fumaba... pero siempre me gustó el deporte. De pequeño hice baloncesto, fútbol e incluso karate, soy cinturón negro, pero fue a los 18 años cuando descubrí mi verdadera afición, la bicicleta. Comencé a salir de broma con mis amigos en verano después de la piscina a pasear por el monte y poco a poco nos fue gustando. Cada día hacíamos la etapa más larga! - risas- Y mira donde hemos acabado!.

He de decir que siempre tuve un compañero que me ayudó un montón en todo esto. Los dos comenzamos a competir en amateur, pero por circunstancias él lo dejó. Le deseo lo mejor. Como anécdota el otro día hablaba con él y me decía... -tío, te acuerdas de cuando comenzamos a andar en bici, de aquel final de etapa de la Vuelta a España en Ponferrada, te acuerdas quién ganó? Albasini, y tú ahora vas a correr contra él en el GP Miguel Induráin... es increíble.- Y sí, sí que es increíble.

Y así fue, poco a poco empezamos a andar en bici de montaña. Me tuve que ir a estudiar fuera y dejé un poco el tema, pero cuando terminé los estudios, con 20 años, me vine a Vigo a trabajar. Mi amigo corría por primer año en un equipo amateur (el actual Guerciotti - Kiwi Atlántico), así que me empezó a comer la cabeza para que comprara una bici de carretera y me pusiese yo también a ello... y aquí estoy.

En Vigo trabajaba en una empresa de reformas. Salía a las 19:30 de la tarde, así que ya os imagináis el tiempo que me quedaba para entrenar. Nada. Solo digo que cuando la ilusión y las ganas son muchas, sacas el tiempo de donde sea. Por lo tanto hacía rodillo a las tantas de la noche los días de tiempo muy malo, sobre todo en invierno, pero la mayoría de los días salía a entrenar hasta las 23:00 - 00:00 con mis focos de luz. Sabéis lo mejor? Que al día siguiente tocaba levantarse a las 07:30 para entrar a currar. La verdad, no se como aguantaba ese ritmo.

Ahora estamos arriba, somos Profesionales, compitiendo con gente como Nairo Quintana o Mikel Landa del Movistar Team. Le dedico mucho más tiempo e intentando aprovechar esta grandísima oportunidad, de la cual estoy muy agradecido a Enrique Salgueiro, nuestro director.

Salga bien, o salga mal, no me arrepentiré nunca de haberlo intentado."